El vuelo toda una vida

PRIMERA PARTE

A finales de la década de los 70´s en Medellín ya existía un grupo de personas que sabía volar en ala delta, un deporte que venía creando furor en las playas de california; para esa época ya la reconocida revista Mecánica Popular en algunas de sus ediciones había publicado artículos y planos de las alas que se estaban utilizando, inicialmente las hacían de plástico y bambú, no usaban ningún aparejo para asegurarse.

En 1979 tuve la oportunidad de ver pasar a mucha altura un ala que venía volando desde san Félix en dirección a Medellín; cosa por la que deje de hacer lo que estaba haciendo y captó todo mi interés, la vi hasta que se me perdió de la vista en el sector de la universidad de Medellín, el sitio por donde yo vivía (Pajarito) era el paso obligado para ir a volar y así fue como comenzó mi búsqueda para saber de donde era que se volaba.

Un domingo en la tarde en una finca vecina (la de Javier Klinker) estaban dejando guardadas unas cometas porque la policía les estaba poniendo problemas por tratarse de carga larga y estaba tarde, ahí conocí a Francisco Jiménez (Pacho), Carlos Briñón (Cango) y a Jorge E. Castro (Ninike), estos andaban en un simca que era de Cango; después de ese día ya sabía dónde ir a buscarlos, no los volví a ver y me moría de las ganas de ir a verlos volar.

Semanas después subía un campero con alas encima y no dudé en ponerles la mano para que me llevaran, conté con tan buena suerte que me pararon y me llevaron, este era Julián Gaviria acompañado de Andrés Moreno que iban a volar a San Félix, allí nos encontramos con un campero pequeño que era el de Nicolás Jaramillo conducido por su primo Jaime (Condorito) quien nos comentó que acababan de volar Nicolás y Juan Bernardo Martínez en dobles y aterrizaron atrás en la antena. Se volaba de lo que se conocía como el Gallinero y en algunos casos de la carretera 100m debajo de donde hoy queda el estadero de los parapentes.

Desde entonces se me convirtió en actividad de fin de semana y cada domingo conocía más y más personas que volaban, cuando no era en san Félix subían a volar a las antenas, los aterrizaderos eran en la antena cuando volaban de San Félix y en charco verde o la pradera cuando volaban de las antenas; cuando alcanzaban buena altura se pasaban para Santa fe de Antioquia. Germán Echeverri (Calambre) me enseño a manejar en las bajadas a recoger los muchachos y eso me sirvió para que contaran mas conmigo.

En esa época conocí a Carlos Arcila volando un ala rígida con alerones, se trataba de la Manta fledge y una Higster, Cango volaba una fénix 6D, pacho volaba una UP mosquito esta era un ala sin crossbar, a Ninike volando una Atlas, Sergio Arango volando una Viper, Juan Carlos en una cirrus C5B, Juan Betancur en atlas, Isabel Duvaltier en una Raven 220, Andrés Moreno con una Raven 185, Alejandro Jaramillo en una mega 195, Carlos Uribe en Mega 165, Darío Bravo en Azur 165, Julián Gaviria en Comet 1, Nicolás Jaramillo en Pro Star, Rigoberto, Eduardo y Mauricio (los tres mosqueteros) volando una estándar SST, Luis Guillermo Ángel (el grillo) en la estándar de bolas conocida como la chapola, Juan Bernardo Martínez en Azur, Oliver Dick en una Lancer, Genaro Briñón (Narito) en atlas y muchos otros de los cuales se me escapan sus nombres, todos estos pilotos volaban domingo a domingo, y después de cada vuelo de regreso a Medellín se reunían a tomar el algo en cualquier estadero de la carretera y hacían los comentarios del vuelo, allí durábamos horas escuchando y hablando de las trepadas, las termales, te vi el King post, me recuperé de tal forma, fui hasta tal parte, el paisaje en tal forma u otra y cosas por el estilo, que aumentaban en mi las ganas de aprender a volar.

Un domingo en la tarde del mes de septiembre de 1983 sentados en la rampa de las antenas viendo volar a todos, Juan David Puerta me pregunta:

A vos te gusta mucho esto?

A lo que le respondí: ufff!!!! me encanta! y quisiera volar algún día.

Entonces fue el momento en que me dijo: estoy vendiendo mi cometa y le pregunté por qué? y me dijo que no le quedaba tiempo porque estaba estudiando, entonces le pregunté: que ala es?

Una siroco me dijo,

Cuánto vale?

$45000 responde.

Bueno, le dije entonces que me diera un mes para conseguirme el dinero para comprársela y así quedamos, comencé a ahorrar. Al mes pude reunir el dinero y realizamos el negocio, el 8 de octubre.

Ese sábado en la noche me encontraba en la casa de pacho armando el ala, Carlos Uribe me regalo un arnés de estribo que no utilizaba, cuando guardé el ala les pregunté: por qué no vamos a volar mañana a las antenas? y todos coincidieron con lo mismo y al unísono: Noooo, hay que aprender primero; como ya llevaba mucho tiempo acompañándolos les dije: es que yo ya sé, lo que es la ignorancia ah? Por eso el sabio y conocido refrán: "la ignorancia es atrevida". Entonces programamos con Juan David y Alejo Jaramillo una subida a Rionegro, donde hoy es el aeropuerto José María Córdova y allí realicé las primeras prácticas que al final terminaron con fractura de codo. Cómo fue?

Pues empecé a correr en el plano y después de medio día viendo que el alumno que había llevado Alejo no despegaba de la mitad de la loma, subí a la parte alta, despegue perfecto, vuelo nivelado y velocidad adecuada, aterrizaje perfecto; subo para hacer el segundo vuelo, Jorge estaba en el borde, viento de frente laminar muy bueno y no despegaba, la goma y las ganas hacen de las suyas, le pedí que se corriera y no tome la precaución de arrimarme al borde sino que de donde estaba empecé a correr y cuando llegue al borde empuje el ala haciendo un estol y frenando toda la energía que llevaba, entro en un giro a la izquierda incontrolable que pasó en fracciones de segundo dejándome debajo del ala con tubos retorcidos y dolor en el brazo izquierdo, me levanto como si no hubiera pasado nada aguantándome el dolor y estirando el brazo porque eran más las ganas de seguir volando, cosa que no duró mucho tiempo. Al enderezar los tubos que se veían torcidos el ala sigue destemplada y Juan David mira por entre la doble superficie y ve que la quilla está torcida. Dice: no vamos a poder seguir e inmediatamente el brazo incrementa el dolor y la inflamación, motivo por el cual salimos de una para el centro de salud de Rionegro, me enyesaron y estuve dos meses por fuera.

En una reunión del club en el estadio conocí a tres muchachos que estaban aprendiendo a volar con Carlos Arcila, eran Germán Duque, Juan Carlos Moscoso y José Saldarriaga, quedamos de ir ese fin de semana para reiniciar mis prácticas, quedamos en que ese sábado saldríamos para la Unión a las cinco de la mañana, eran las seis y treinta y no me recogían; me dejaron vestido y alborotado, en la noche hablé con ellos y quedamos que el próximo fin de semana a la misma hora. No veía la hora de que llegara ese fin de semana ¿y qué paso? Se repitió la historia de la semana anterior.

Entonces les pregunté por qué no me habían recogido y la respuesta fue: es que vemos que todavía no estás recuperado del todo de tu fractura, entonces comencé a averiguar dónde y cómo se llegaba al sitio, averigüé en la zona de terminales de transporte que en ese entonces quedaba por el sector de los huesos. Salí domingo temprano y tomé un taxi que en esa época eran los famosos carros lanchudos con parrilla encima y los buses con capacete; llevé mi cometa hasta el terminal de los buses que viajaban a todo el oriente antioqueño y agarré para la Unión.

Once de la mañana en el parque de la Unión, no sabía para donde pegar, fui a preguntar por donde hacían las prácticas y nadie sabía que decirme pues con esa cosa tan larga (la cometa malpensados) les parecía muy raro. Un señor que estaba en un depósito descargando la zorra de su tractor me dijo: eso qué es? y yo le respondí una cometa de esas en las que uno vuela y me dijo: yo los he visto jugando con eso por allá por esa calle para arriba como a 3 kilómetros de ahí, me indicó como llegar y después de agradecerle seguí mi camino con cometa al hombro, no llevaba 600mts y sentí que venía un tractor y para mi sorpresa era el señor que me había guiado, me dijo: monte eso en el planchón y yo lo arrimo, ya íbamos llegando y veo en el horizonte como a un km las cometas armadas de los muchachos que había conocido semanas atrás y que alegría me dio, ya llegué, siquiera… pensé, el señor me dejó en la vía, como a doscientos metros adentro estaban ellos volando. Entré, descansé y armé el ala, había una brisa de viento suave laminar enfrentado a la lomita y después de haber armado y descansado un rato comenzó mi suplicio; como yo estaba resentido con ellos porque no me llevaron semanas atrás, ni los saludé, pasé por mal educado y resentido, en fin, comencé a correr, el ala no volaba, se me iba a un lado y luego a otro, me nariceaba, me estolie aba pero no volaba, que pasa? renegaba, y veía a los otros pasar por un lado volando y yo con ganas, tres y treinta de la tarde medio despegué y ahí si más ánimos pero tuve que parar, tenía que buscar donde dejar mi cometa y llegar antes de las cinco al parque para viajar en el último bus que iba para Medellín, afortunadamente la señora de la entrada me guardó mi cometa.

           

Bajando las alas en la Unión

Al fin en el transcurso de esa semana los muchachos y yo hicimos las paces y ya me siguieron recogiendo, las prácticas fueron dando sus frutos y se volvió un programa de fin de semana buenísimo en el que cada que estábamos practicando hacíamos competencias de aterrizajes. Fueron casi dos meses de disciplina yendo a practicar a la Unión y en enero de 1984 empezamos a volar de 80 mts en Sabaneta al sur en Ancón , de allí pasamos a hacer nuestro primer vuelo de alto en San Pablo 1000 mts, ese día volamos 6 pilotos nuevos, en la compañía de nuestro mentor Carlos Arcila, ahí ya empezamos a visitar otros voladeros, San Félix, Las Antenas, Santa Elena, y Matasanos que lo veíamos como un voladero muy turbulento y peligroso; eso hacía que no frecuentáramos este sitio.

             

        Volando la siroco desde San pablo                  el Voladero de Sabaneta                                Despegando la siroco en Poleal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s