Dia de entrenamiento.

El día comienza despejado en el valle y la montaña perezosa entre algunas nubes que se levantan por la humedad de la noche; son las ocho de la mañana y comienza el movimiento entre nosotros para ir a volar, entre una y otra cosa llegan las diez de la mañana y apenas estamos arrancando para el voladero de la Tulia donde se va a realizar el campeonato, en el carro de Corrales fuimos recogiendo las alas y los pilotos que subiremos a volar, en el hotel Iyoma están Campeche y Carlos García, Coche, su hermano y el Pollo. Nosotros subimos las alas y ellos se suben con Carlos García, seguimos el recorrido y nos encontramos con Diego Ortiz que decide acompañarnos al voladero, luego pasamos por la posada y por último subimos las alas de Claudia y Mitch, siete alas en total.

Vamos para el voladero y vemos que la carretera está en malas condiciones y hay que tener cuidado para subir, hay sitios donde la banca se ha derrumbado y solo queda un carril, llegamos al voladero y están cayendo una pequeñas gotas pero eso no es problema y empezamos a armar, las nubes aún no han terminado de subir y están al frente a nivel del despegue.

Todos con alas armadas empezamos a ver que ruta elegir y optamos por planear el vuelo para la zona que podíamos ver que era el norte, unos parapentistas que acababan de despegar de un sitio más arriba por la carretera habían querido ir al sur pero vemos que están devolviéndose, eso nos hace suponer que el sur no está tan bueno, entonces definimos la prueba así: Despegue la Tulia – Antena de Higueroncito – Obando – Ingenio La Paila – pista Roldanillo. ese es el vuelo y suma 74km.  Despega el pollo y se va hacia el aterrizadero oficial y allí se mantiene por más de media hora, Carlos García despega y de ahí lo vamos siguiendo uno a uno, ya son más de las doce y se está descargando una nube al occidente de Roldanillo  en el valle del Dovio y sólo faltamos tres pilotos por despegar, Claudia que está en la rampa, coche y yo. Ya están en el aire Carlos, Campeche, Corrales, Mitch, Pollo y Juan Camilo.

Mientras nosotros despegamos ya han iniciado la ruta Campeche, Corrales y Carlos, Mitch nos está esperando, yo despego de último y mientras agarro altura ya están arrancando Claudia, Mitch y Coche; ya el agua está cayendo al SW del despegue y me está dificultando la subida pues a veces doy giros erráticos porque no se define la deriva de la térmica al fin puedo superar los 1800 mts y me aventuro a seguir una línea que parecía buena pero antes de llegar a la torre que está a unos cinco km al NE del despegue me deja en medio de la nada y perdiendo mucha altura, ahí donde está la torre por lo regular hay una térmica pero me tocó seguir de largo porque las condiciones se volvieron muy marginales y desde allí hasta donde aterricé me fui en un planeo sin sentir absolutamente nada, llego a la cuchilla que está antes de la ondina y allí siento algo extraño en mi ala, pareciera que dejó de volar y miro el gps y veo que marca una velocidad de 87km/h, lo que hace que gire de una para el aterrizadero y cuando voy hacia allá veo que se normalizó la velocidad, luego sobre el aterrizadero hago un 360° para identificar de donde viene el viento y hacia esa dirección entrar, mientras aproximo veo que Coche y Claudia están aterrizados un kilómetro más atrás,  los otros pilotos están más adelante, aterrizado ya escucho que Campeche está aterrizado por la victoria y unos minutos más tarde Carlos le está pidiendo reporte del viento porque se va  aterrizar con él, sólo quedan en el aire Mitch y Corrales.

Llegó el carro y vamos a buscar a los otros pilotos, Corrales se aterrizó al norte de Zarzal  y Mitch al lado de la pista al ver que era el único que estaba volando, después de analizar las condiciones más la altura que tenía y la dirección e intensidad del viento decidió irse a aterrizar.

En conclusión fue un día en el que se pudo haber hecho más, pero perdimos mucho tiempo en la mañana y en el voladero.

vamos a ver que pasa los días de campeonato.

Anuncios

4 March, 2011 22:20

HOMBRES PAJARO 2011

Después de cincuenta minutos de vuelo en avión desde Esmeraldas a Cali, la ansiedad por llegar me invade. Desde el aeropuerto fui a Cali y ahí tomé un colectivo que me llevó hasta Roldanillo, el viaje fue por la vía panorama que es alterna a la troncal y va por la base de la cordillera, mientras viajaba pude observar que aún quedan muchos terrenos anegados como resultado de la intensa ola invernal que tuvimos a finales del año pasado, por lo que se desbordó el río e inundó muchos cultivos como aterrizaderos para nosotros. En la parte donde más acerca el río a la base de la montaña fue la más afectada, entre Media Canoa y Riofrío llegando a la glorieta observo algunos terrenos con mucha agua, de Riofrío a Bolivar la parte de Huasanó es la que mejores condiciones tiene. Aunque los potreros que quedan al frente de la antena de Bolivar al nororiente de Ricaurte todavía están inundados, pero con un cuarenta por ciento secos, permitiendo poder aterrizar en los mismos.
Otra cosa que observé es que hay muchos sembrados de papaya en esa zona, que era de sólo maíz y caña. En esta misma área las tierras que están entre la carretera y la montaña presentan sitios alternos si alguien se ve con poca altura y decide aterrizar. En los sembrados de caña hay algunos campos que fueron cosechados y también son otra alternativa entre Bolivar y Roldanillo.
Ya sólo nos queda esperar que el tiempo siga mejorando y las condiciones sean óptimas para la realización de este campeonato.
Buen vuelo y buenos vientos para todos!!!